Como almacenar el café molido

Los aficionados al café, pueden notar inmediatamente la diferencia entre el café elaborado con café molido fresco y café molido que almacenó durante meses o incluso años.

Sin embargo, existen algunas formas de mantener el café molido fresco durante un tiempo prolongado. A continuación, exploramos la vida útil del café molido y te damos algunos consejos para conservar su sabor.

 

café molido

 

 

Café molido y su almacenamiento

Si eliges comprar café molido en lugar de granos de café, lo entiendo. Moler los granos de café lleva tiempo, es bastante complicado y, en muchos casos, sólo quieres obtener tu dosis diaria de cafeína. Si ese es el caso, es importante almacenar el café molido correctamente, para que conserve la mayor parte de su sabor durante el tiempo necesario.

El proceso de molienda, expone la superficie del café a todo tipo de elementos nocivos. Una vez molidos, las partículas de granos de café comienzan a perder gradualmente su sabor a medida que sus aceites se evaporan.

Por eso, el café molido debe almacenarse en un recipiente hermético, en un lugar seco.La humedad es el peor enemigo del café molido a menos que, por supuesto, queramos prepararnos una taza de café. Un buen sellado, además de mantener alejada la humedad, también disminuye el flujo de aire, lo que ayuda a retener el sabor del café por más tiempo.

Si has comprado café molido en un paquete sellado al vacío, puedes dejarlo así. Solo ponlo en un armario o en la despensa y listo.

Después de abrir el paquete, o si compraste el café molido en una bolsa sin sellar, debes transferirlo a un recipiente hermético.

Si almacenas una cantidad significativa de café molido a largo plazo, aquí tienes un buen truco. Usa un recipiente grande, para la mayor parte de los granos y un recipiente pequeño para almacenar una cantidad para usar en las próximas dos semanas. Esta estrategia de almacenamiento, reducirá la exposición al aire y la luz para mantener el café molido lo más fresco posible a largo plazo.

 

café molido

 

 

Son las eternas opciones, adquirir el café en grano o el café molido. Pero con el proceso actual, casi no vas a notar diferencias en el momento de tomarlo.

 

 

café molido

¿Cuánto tiempo dura el café molido?

La vida útil del café molido, depende de muchas variables. Depende de cuándo el consumidor compró el café en relación con su fecha de caducidad, la calidad general de los granos y el método de almacenamiento elegido.

En general, un paquete de café molido sin abrir almacenado en la despensa conservará el mejor sabor de tres a cinco meses más allá .

Una vez que abra el paquete, la mayoría de las fuentes sugieren usar su contenido dentro de dos semanas para obtener la máxima calidad. Estos números muestran, que después de abrir el paquete, el café molido comienza a perder calidad con bastante rapidez.

Por supuesto, todos los números ya mencionados son sólo para la mejor calidad. Puedes conservarlo fácilmente durante meses o incluso años, y el café que prepares aún tendrá un sabor bastante bueno.

Ten en cuenta, que las fechas anteriores son sólo para la mejor calidad. El café molido durará meses e incluso años sigue sin estropearse. Si quieres un café molido de calidad te recomendamos que entres en http://cafesgranell.es/es/46-cafe-molido/.

 

café molido

Cómo saber si está malo el café molido

Hay dos circunstancias, en las que es posible que quieras desechar el café molido.

La primera opción, es que se haya estropeado. Casi siempre ocurre porque entró agua en el envase. Si ese es el caso, habrá moho en el envase  y debes tirarlo. Si no hay moho, pero su fondo está mojado de alguna manera, se aplica lo mismo.

La segunda situación es cuando el café molido pierde su sabor y tiene un sabor rancio.

Lo más probable, es que no puedas darte cuenta de que tu café ha perdido su sabor al mirarlo. El café molido viejo, se ve exactamente igual que el café recién molido a menos que esperes mucho tiempo. Si esperas lo suficiente, el café molido puede cambiar de su color negro intenso a un tono más claro de marrón.

Utiliza la prueba de olor, para determinar si tu café molido ha pasado su mejor momento. Si le falta el delicioso aroma al que estás acostumbrado, tíralo. No tendrá el mismo sabor delicioso al que te has acostumbrado a disfrutar.

Si no estás seguro, siempre puedes prepararte una taza y probarla. Si el sabor no está a la altura de tus estándares, deséchalo.