rutas a caballo

Cómo preparar a tu caballo para hacer rutas

Con frecuencia, realizamos paseos o rutas a caballo. La mayor parte de las veces, nuestras rutas son cortas, pero así y todo debemos preparar a los caballos para esa aventura.

Asegúrate de que tu caballo esté en forma y listo para ese recorrido.
Los caballos son por naturaleza animales que merodean de forma libre y te aseguramos que será un buen compañero.
En general, sabremos si un caballo es capaz de hacer un recorrido largo si puede trotar a lo largo de al menos cuarenta minutos, galopar a lo largo de diez minutos y recobrar su frecuencia cardiaca y respiración normales en otros diez minutos.

 

rutas a caballo

 

En forma antes de las rutas a caballo

La mayor parte de caballos, se mantienen en forma y están listos para ir de ruta con un poco de puesta a punto.Si la frecuencia cardiaca o bien la respiración de tu caballo se elevan a lo largo de un periodo prolongado, posiblemente tenga una enfermedad respiratoria o bien no sea capaz para ir de ruta. Este breve programa de acondicionamiento físico va realmente bien y, en general, tiene a nuestros caballos listos para el largo recorrido y el camino.

 

rutas a caballo

 

Hidrata a tu caballo ya antes del viaje

La deshidratación, es una condición peligrosa que requiere atención inmediata; si no se trata, puede provocar cólicos e inclusive la muerte. Algunos signos de deshidratación equina, son frecuencia cardiaca alta, membranas mucosas rojas y complejidad para respirar.
Los caballos, de manera frecuente se niegan a comer o beber en tránsito, por lo menos a lo largo de las primeras horas, con lo que es esencial iniciar el viaje con un caballo bien hidratado.
Empieza a hidratar a tu caballo los días precedentes a la salida.
Para evitar que tu caballo se deshidrate en los caminos, empieza un programa de hidratación mucho antes, pues los animales como los humanos precisan tiempo para hidratarse de forma eficaz.

 

Para poder disfrutar de unas rutas a caballo, lo principal es que el equino este en perfectas condiciones físicas, a la vez que programemos bien la ruta.

 

Cuando los corredores se preparan para un maratón, empiezan a hidratarse en los días y semanas anteriores a la carrera, lo mismo se debe hacer con un caballo, aumenta la ingesta de agua y electrolitos de tu caballo.

 

 

 

Consejos y soluciones

Añade sal a la dieta de tu caballo para acrecentar el consumo de agua

Hay aditivos disponibles que puedes añadir a la nutrición de tu caballo que los hacen que consuman más agua. Así mismo, puedes añadir agua y una cucharadita de sal a sus raciones al día de comestible, esto aumenta su deseo de beber y aumenta la hidratación.

A lo largo de las paradas programadas, ofrece a tu caballo agua fresca para beber. Tómate tu tiempo y dale suficiente tiempo a él, a fin de que tome tanta agua como desee. Cerciórate, de que tu caballo esté bien hidratado a lo largo de la ruta, es esencial para su salud.

 

rutas a caballo

 

Rutas a caballo, revisa la deshidratación del caballo

En http://www.hipicalacalderona.com/rutas-paseos-a-caballo/, comentan que hay dos formas fáciles de revisar a nuestros caballos, para determinar si están deshidratados. Primero mira sus encías; las encías de los caballos bien hidratadas son rosadas.
Generalmente, la piel de un caballo es muy elástica; Si se la levantas cerca de la cruz y continúa elevada como una tienda de campaña, probablemente tu caballo esté deshidratado y necesite agua y probablemente electrolitos.

Dedica suficiente tiempo antes de tu ruta para en caso de que lleve carga, se acostumbre y se sienta lo más cómodo posible con la carga y el transporte en la medida de lo posible.

Asegúrate de que tu caballo esté sano antes de una ruta larga

En las semanas anteriores a una ruta larga, haz que tu veterinario examine meticulosamente al caballo. Es posible que detecte un inconveniente que no has notado y que puede abordar antes de su ruta.

 

Envolver las patas de tu caballo es opcional.

Si decides utilizar envolturas, revisa las patas de tu caballo a lo largo de cada parada de reposo. Envolveremos todas y cada una de las patas de nuestros caballos, aunque están habituados a emplear vendas para las piernas.