photocall de boda

Como queda un PHOTOCOL DE BODA perfecto

El photocall, surgió en actos a los que asistía gente conocida, para establecer un sitio físico en el que los asistentes pudiesen posar apropiadamente a lo largo de un breve instante, al paso que los fotógrafos se hallaban puestos anticipadamente en los mejores ángulos y se había estudiado cuál era la mejor iluminación.

Después, el photocall se apoderó de acontecimientos en los que había un interés en la difusión en redes sociales, y fue una herramienta de marketing de muchas marcas.

Pero lo fácil y económico que es encargar un photocall de boda, hizo que se popularizasen en otras celebraciones. En la actualidad son un factor más en las bodas, donde se ha cambiado la estética del formato físico del photocall en pos de una mayor originalidad. Al fin y a la postre, ¿a quién no le agrada tener una fotografía bonita, simpática y bien hecha como recuerdo de una celebración imborrable?

Las ideas más originales de photocall para bodas

Al no tratarse de una estrategia de marketing, ni estar sujetos a un estricto protocolo, las ideas de photocall para bodas compiten entre sí para poder ver quién logra el photocall más elegante o bien más original en su día. Hoy en día, la originalidad es el aspecto más buscado en el momento de encargar un photocall de boda.

Echando una ojeada a múltiples photocalls para bodas, nos han encantado las apuestas por elementos de la naturaleza con brillo metalizado, en un mestizaje entre lo vintage (que se conserva en imágenes en blanco y negro) y los nuevos materiales, ligeros, multicromos, mágicos. Si bien, se debe tener cuidado con estos materiales refulgentes y el resultado de las fotografías.

 

Hoy día en un evento tan importante no puede faltar un photocall de boda, así que de esa forma tendremos el recuerdo de todos los invitados que estuvieron en ese día tan importante

 

El empleo de Polaroids entre los invitados, a fin de que efectúen sus fotografías y estén disponibles al instante, es otra de las ideas de photocall para bodas que más nos ha agradado. Es suficiente con tres o bien cuatro cámaras, para una boda con bastantes asistentes, y con una sola cámara Polaroid si vuestro banquete es un acto reservado a los más allegados.

En el caso de celebraciones con escasos invitados o bien poco presupuesto, puedes decantarte por un photocall DIY o bien, mejor, encargar una impresión adaptada en lona o bien cartón, que se ajusta a todos y cada uno de los presupuestos.

Te vas a meter a los invitados más románticos y a los amantes de la naturaleza en el bolsillo, con un photocall que consista en una cortina de flores que simulen estar flotando en el aire. Suelen presentarse en tiras de dos metros de ancho con múltiples filas de flores de plástico, lavables y reaprovechables en la decoración de interiores, si bien así mismo las puedes hacer con flores de tela.

¿Tu photocall para boda es muy tradicional pero quieres ponerle un toque entretenido?

Cerciórate, de que los invitados disponen de disfraces temáticos para hacerse la fotografía de recuerdo con o bien sin ellos, como deseen. Si muchos invitados se animan a disfrazarse, el éxito del photocall está garantizado.

Al final, el límite no está en el presupuesto destinado a la boda ni al propio photocall, sino más bien en vuestra imaginación. Se pueden emplear materiales nuevos, montarlo entre cuatro amigos o bien encargarlo al wedding planner. Montar el photocall más original para tu boda, es entretenido y económico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *