comparador hipotecas

Como utilizar un comparador de hipotecas

Hoy por hoy, con el Euribor aún por los suelos, adquirir una residencia si tienes la capacidad financiera para pagarla sigue siendo una alternativa interesante frente al alquiler. Pero, ¿qué hipoteca escoger, una a tipo de interés variable o bien es mejor el fijo? ¿Y con qué banco me resulta interesante más “casarme” los próximos veinte años? Para contestar a todas y cada una estas preguntas se ha creado el comparador hipotecas.

comparador hipotecas

Qué es un comparador hipotecas

*Como ya te lo imaginas, un comparador de cualquier servicio financiero es una aplicación web, que te deja poder equiparar una determinada categoría de productos (seguros, depósitos bancarios, tarjetas de crédito, hipotecas asequibles, etcétera). Entre las peculiaridades de este tipo de webs destacan:

Lo más esencial de un comparador es que sea lo más completo posible. Esto es, que abarque en su parrilla a la mayor parte de las entidades, que ofrecen el servicio o bien producto equiparado. Ahora bien, eso no quiere decir que estén todas y cada una de las que son, ni que sean todas y cada una de las que aparecen en la página de resultados del comparador. Si una empresa financiera no desea participar en la comparativa, absolutamente nadie la puede obligar a cooperar con el comparador.

*Imparcialidad: otro aspecto que se espera de un comparador de servicios financieros es que sea neutral. O sea, que compare “peras con peras, y manzanas con manzanas”. Entre otras muchas cosas, por el hecho de que si no, estaría incurriendo en publicidad infiel por distorsionar la realidad. La ley (artículo seis de la Ley 34/1988, de once de noviembre, General de Publicidad), dice que es publicidad desleal:
Aquella que por su contenido, forma de presentación o bien difusión, provoca el descrédito, denigración o bien menosprecio directo o bien indirecto de una persona, empresa o bien de sus productos, servicios o bien actividades.

*El tercer punto esencial de un comparador de servicios financieros, es que sea gratis para el usuario. Y esto, es de este modo por el hecho de que la forma de financiarse de estos comparadores es a través de una comisión por la parte del servicio por último escogido por el usuario de entre los posibles. Por ende, no deben cobrarte nada por hacer su cometido: cotejar a empresas contendientes y ayudarte a escoger.

 

 

Con un comparador hipotecas gratuito, podemos desde nuestra casa consultar las mejores opciones hipotecarias del mercado, sin necesidad de ir a una entidad tras otra.

 

 

 

comparador hipotecas

 

Servicios online de un comparador

En suma, los comparadores de servicios online son seguramente, tras los motores de búsqueda, el mejor invento por el valor que aportan a los usuarios para escoger bien, cuando muchas son las posibilidades donde contratar o bien adquirir algo. Veamos ahora, de qué manera se aplica esto a un comparador de hipotecas.

 

 

comparador hipotecas

 

De qué forma funciona un comparador de hipotecas

El funcionamiento es sencillo: el usuario introduce una serie de datos, relacionados con el servicio que se quiere equiparar en el simulador y el comparador los procesa personalizadamente, devolviendo una página de resultados con los servicios equiparados. Las opciones alternativas pueden ser ordenadas por el usuario por múltiples criterios: costo, comisiones, requisitos mínimos.

Gracias a esta parrilla de resultados, el usuario tiene, en http://www.fercogestion.com/es/comparador-hipoteca/, todas y cada una de las posibles ofertas de ese servicio, ordenadas de coste más interesante a menos.

 

 

comparador hipotecas

 

Comparador hipotecas y los datos a introducir

– Coste del inmueble: aquí debes meter el valor de tasación de la residencia. No vale lo que creas que vale o bien lo que te diga un portal de compra y venta. Ten presente, que el banco te va a entregar un monto menor de este coste de tasación que un perito valorará algo a la baja sobre el costo de mercado.

– Años que quieres abonar. Cuanto mayor es este plazo, menor la cuota mensual a abonar.

– Dinero que precisas pedir como hipoteca: aquí ten presente que entre gastos de la compra y venta más la constitución de la hipoteca de tu casa, notario, registro y también impuestos, vas a pagar más o menos un diez por ciento más de lo que valga tu casa (valor de tasación).

– Tipo de hipoteca: las fijas son algo más caras que las variables, pero te cercioras de que la cuota a abonar jamás cambie durante la vida del préstamo hipotecario. Si el Euríbor sube, tu cuota continuará siempre y en toda circunstancia igual. Las hipotecas variables, se examinarán anualmente conforme avance el Euríbor. Si bien llevamos unos tres años con un índice en negativo, todo apunta a que acabarán volviendo al “negro” y subiendo los años venideros conque tenlo en cuenta.

– Datos personales: nombre, apellidos, e-mail y móvil.

Análisis a la medida. Una vez rellenados estos datos, te mandarán a tu correo o bien te contactarán por teléfono, para estudiar algunos datos más como tus ingresos actuales, si formas una parte de algún archivo de deudores, etcétera. Con estos datos, van a ser capaces de ofrecerte una hipoteca a tu medida.