psicólogo en Andújar

Tu psicólogo en Andújar, para las causas del estrés laboral

El agobio, ha sido identificado por un psicólogo en Andújar, como uno de los peligros más esenciales en el panorama laboral actual y como uno de los primordiales desafíos para la seguridad y la salud a que se enfrentan las organizaciones.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) se refiere al agobio laboral como:
“Una enfermedad peligrosa para las economías industrializadas y en vías de desarrollo; perjudicando a la producción al afectar la salud física y mental de los trabajadores”.
Los costos humanos son significativos, más o menos el quince por ciento de las enfermedades cardiovasculares de los hombres y del veinte por ciento de las mujeres, se deben al agobio relacionado con el trabajo. Otras enfermedades asociadas al estrés; son los trastornos músculo esqueléticos, gastrointestinales y problemas médicos mentales.

El agobio se puede dividir en dos clasificaciones:
– El agobio positivo; Eustrés que acrecienta el desempeño y la motivación.
– El agobio negativo o bien Distrés, que reduce el desempeño, el bienestar y es el origen de síntomas desapacibles y enfermedades.
Un nivel de agobio mínimo puede resultar positivo (Eustrés), estimulando el organismo para lograr los objetivos y superar un instante puntual de presión.

Una demanda externa superior a la normal, desencadena una contestación del organismo que deja dar salida a esa situación ocasional.
El inconveniente comienza, cuando este nivel de agobio se transforma en negativo, Distrés, puesto que supera el control del individuo y se extiende en el tiempo, provocando síntomas que conducen a la incomodidad o bien a la enfermedad.

Las causas del agobio en el trabajo, son múltiples.
En el ambiente laboral siempre y en todo momento hay un factor, un agente o bien un estímulo que produce agobio y desequilibrio en la persona.

 

No te estreses y cuenta con un psicólogo en Andújar

 

En el campo laboral hay elementos que son considerados agentes estresores, por ejemplo:
– Presiones para acabar las labores en un plazo determinado.
– Sobrecarga de trabajo, volumen, magnitud o bien complejidad.
– Infra carga de trabajo, volumen bajo lo preciso para sostener un mínimo de actividad.
– Poca autonomía en el ritmo o bien en los tiempos de trabajo.
– Vaguedad del rol, desinformación del puesto y desempeño de funciones.
– Enfrentamiento del rol, competencias que no pertenecen al puesto.
– Malas relaciones personales.
– Falta de seguridad, inseguridad sobre la continuidad o bien no del trabajo.
– Demandas de adaptación, cambios repentinos en la organización.
– Un supervisor exigente, control excesivo.
– Compañeros, desapacibles o bien tóxicos.
– Monotonía. Cuando el trabajo es repetitivo y no tiene nada de dificultad. Labores uniformes y poco estimulantes.
– Poca participación en la toma de soluciones.
– Estancamiento de la carrera
– Sueldo bajo.
– Cuando la persona, percibe que no es eficiente para desarrollar la labor que se le ha asignado.
– Si las demandas de la labores excesivas o bien de esta forma lo percibe el trabajador.
– Cuando los responsables, esperan que el trabajador haga más de lo que es posible en un plazo determinado de tiempo.
– Falta de apoyo social en el ambiente laboral.

 

Fuente: https://neurosoma.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *